Houston, tenemos un problema.

Y es que para nosotros los castellano-hablantes, que vivimos en naciones muy aficionadas al boxeo, no hemos encontrado una forma definitiva y consistente de enumerar los distintos golpes de boxeo.

En inglés la tienen:

Jab: recto de mano adelantada
Cross: recto de mano trasera
Lead Hook: cruzado de mano adelantada
Rear Hook: cruzado de mano trasera
Lead Uppercut: gancho de mano adelantada
Rear Uppercut: gancho de mano trasera

Para ellos es mucho más corto y fácil hablar de los golpes. Si cada vez que un hispano-parlante, para decir jab, debe decir “recto de mano adelantada”, acabaremos hasta la coronilla de tantas palabras cuando queramos describir una mera combinación.

Pruebalo tu mismo, e intenta decir jab/cross/hook en español. Sería algo así como “recto de mano adelantada, recto de mano trasera, cruzado de mano adelantada”.

¿Incómodo, no es cierto?

A ello se suman todo tipo de confusiones.

La primera: ¿de qué mano hablamos? Hay la obligación de especificar qué mano es la que tira el recto, el cruzado o el gancho. ¿La delantera, o la trasera? Si en vez de añadir lo de “mano adelantada” o “mano atrasada” hablamos de “recto de izquierda” o “recto de derecha”, estaremos indicando hacer cosas distintas al luchador de guardia diestra que al de guardia zurda cuando le pedimos un “dame un recto de derecha”. El diestro tirará un cross, el zurdo un jab.

De ahí que sea menos equívoco hablar de mano adelantada (lead) o atrasada (rear). De este modo sé a qué mano le pido el golpe, si a la delantera o trasera, y no tanto la izquierda o derecha.

La segunda confusión: traducciones y significados que se pisan. Las traducciones del inglés al español, cuando son literales, pueden significar un golpe distinto. Veamos las traducciones literales de cada golpe, del inglés al español, y comprobaremos el caos que se genera:

  • Jab: la traducción al español es PUNZÓN o estocada o pinchazo. ¿Increíble, verdad? Pero nadie lo usa. Se usa “jab”.
  • Cross: la traducción al español es CRUZADO, pero para nosotros un cruzado es otra cosa: el golpe curvo horizontal, no un recto – y el cross es un recto. Por tanto hay que encontrarle otra palabra española si queremos evitar lo de “recto de mano atrasada”.
  • Hook: hook en inglés significa GANCHO. Pero, demonios, resulta que gancho para nosotros suele significar DOS cosas distintas según el gimnasio al que vayas: el golpe curvo paralelo al suelo, o el golpe curvo vertical (el uppercut inglés). ¿Cómo saber a cuál me refiero cuando le pido a mi boxeador un GANCHO? Algún tipo de aclaración previa será necesario.
  • Uppercut: literalmente significaría “corte de parte alta”. Algo que no tiene mucho sentido, y que en español se ha venido traduciendo, como Gancho, o incluso sin traducirlo: “upper”, o “uppercut”.

Como vemos, traducir tampoco nos arregla las cosas.

De manera que estamos obligados a encontrar una fórmula que nos permita tanto acortar las palabras empleadas para describir cada golpe, como ser más específicos y despejar ambigüedades.

¿Como solucionar tanto embrollo?

Aquí es donde entra en juego la Numeración de los golpes.

Ya Cus d’Amato, entrenador de Mike Tyson, empleó este método. Su numeración es algo particular, y reservaban al jab el número 7, que es, sin embargo uno de los golpes más usados, y al que la mayoría de entrenadores del mundo le dan el 1. Pero da igual, la idea nos sirve.

Nosotros (yo por lo menos) soy partidario de enumerar los golpes, y lo hago de esta manera:

“1”: el jab
“2”: el cross
“3”: el hook delantero
“4”: el hook trasero
“5”: el uppercut delantero
“6”: el uppercut trasero

Solucionado.

“Cantando” los numberos a tu luchador cuando haces manoplas, o le aconsejas desde la esquina, o al describir un combo a alguien, o a tus aprendices cuando hacen sombra… en todas estas situaciones será más fácil describir lo que queremos.

¿Qué os parece este sistema? ¿En qué lo mejoraríais?

Saludos amigos y hasta pronto!