Sombra de Boxeo del mes

Sombra de Boxeo del mes

Estimados amigos, aquí os ofrecemos una nueva idea para hacer 12 rounds de sombra.

Cada round será de 3 minutos, entre ellos un descanso de 1 minuto. Podéis descargaros alguna app de medición de tiempo (timer) y usarla para medir los rounds, o usar el Online Boxing Timer aquí desde vuestra computadora.

Tiempo total del ejercicio: 45 minutos.

Materiales necesarios:

  • ropa deportiva
  • espejo
  • dos pesas ligeras de 1 libra / 0.5 kg
  • una pera de esquiva – o pelota de tenis dentro de un calcetín (colgada del techo a modo de perita).

Empezamos:

1) Movimiento y sólo jabs: empezaremos con un round de calentamiento, tirando jabs, y enfatizando el movimiento, relajado y grácil. De vez en cuando, tras un jab – que tiraremos desde nuestra guardia más cómodo (con buen estilo) -, cubriremos todo, nos seguiremos moviendo relajados. Minimizamos la tensión, y sólo la aplicamos cuando cerramos la guardia. De este modo practicamos el ciclo relajo-tensión que tantas veces hay que usar en un round.

2) Caza y Evasión: en el segundo round, iremos a “cazar” a un adversario imaginario, es decir, ir a por él, recortandole el espacio disponible (“recortar el ring”). Tras 5 segundos de pasos acechándolo, le tiraremos un combo de 4 golpes, y saldremos en modo de evasión -él nos cazaría a nosotros- por otros 5 segundos. Tras otros cinco segundos evadiendo, tiraremos otro combo de 4, rápido pero relajado, y vuelta a empezar. Mientras lo cazamos mantenemos una guardia precavida, y cuando salimos estamos más relajados y cabeceamos.

3) Riposta rápida: en este round con guardia alta, imaginaremos que el oponente nos tira un 1-2-3, yo lo bloqueo, y riposto con lo que quiera, pero debe ser una riposta rápida. Relajado y rápido los movimientos. Desarrollamos instinto para ripostar, moviemiento reflejo y rapidez.

4) “Molestar al rival”: en este cuarto round somos nosotros los que tomamos la iniciativa, y le tiraremos un jab al rival, o un 1-2, tras los cuales inmediatamente bloqueo o cubro defensivamente. Ejemplo: tiro un jab y con la misma mano defiendo (inmediatamente después, para frustrar SU contragolpeo). Tiro luego un uno-dos y defiendo inmediatamente su uno-dos. Molesto y defiendo con inmediatez.

5) Ofensa: aquí nos pondremos explosivos. Tiraremos combos de tres golpes (libres), y esquivaremos tres veces como queramos. Y me muevo. Tan pronto recupere el aliento como para volver a la explosividad, vuelvo a tirar 3 golpes libres / 3 esquivas, todo explosivo, la esquivas también.

6) Hacer y deshacer combos. Tiro un “1-2-3-esquiva hacia atrás”, me muevo, y tras unos 5 segundo lanzo un “esquiva hacia atrás-3-2-1” (orden iverso). Luego me invento otro combo, por ejemplo, “cubro-upper-jab”. Me muevo durante 5 segundos, y lo tiro del revés: “jab-upper-cubro”. Etcétera. Coordinación.

7) Cadera y cadena de movimiento. Aquí agarraremos las pesas. Iremos al espejo. Nos pondremos a una distancia prudencial para no darle. Trabajaremos CADERA. Es decir, primero doy golpe de cadera, y despliego la fuerza a través del brazo. Este ejercicio nos servirá para reconocer cuán importante es la cadera para dar impulso al golpe. Por ejemplo, si tiro ganchos cortos (uppercuts) siempre lo haré metiendo un caderazo. Lo mismo con el hook/crochet/cruzado: pimero giro toda la cadera, luego despliego brazo – relajado. Para los recto igual: meto caderazo para adelante y luego despliego el brazo, como una cuerda o cadena o látigo. Entre el caderazo y el puñetazo hay continuidad – no debe haber dos tiempos sinó un solo, simplemente debemos prestar atención al orden: primero cadera, luego brazo y puño.

8) Estamina. Sombra con pesas libre. Con una condición, cada vez que me CANSE, tiro un explosivo 1-2, como sacando fuerza de dónde no tengo. Luego reposo (moviéndome) y recupero. ¿Me canso otra vez? 1-2!!! y así los 3 minutos.

9) Tacto espacial, economía de movimientos, precisión e instinto. Round suave alrededor de perita. Cuelgo del techo una perita (me vale una pelota de tenis dentro de un calcetín). Este round será suave y haremos una sombra libre sin pesas, con pocos golpes, midiendo el momento preciso de ataque, ALREDEDOR de la perita sin tocarla. Si la vamos a tocar por lo que fuere, la esquivamos o le damos un leve bloqueo. Pero intentamos que no se mueva (si se mueve porque la hemos tocado, no pasa nada, seguimos, pero procuramos no seguir tocándola). Sombra leve y suave alrededor de una pera colgante.

10) Esquivas. Tendremos un depósito de 60 golpes en todo el round (eso es poco). Los deberemos administrar (contarlos) durante todo el round, de manera que antes de acabarlo todavía podemos soltar uno. El resto del tiempo practico esquivas, posición de piernas con buena base, relajación y equilibrio. Las esquivas las hago a consciencia, potentes, decididas. Si me lío contando, simplemente hago un round de esquivas y tiro pocas manos.

11) Volumen. Aquí será al contrario, debemos terminar el round HABIENDO TIRADO un mínimo de 300 golpes (100 por minuto). Los tiramos rápidos y relajados. Los tiramos CON SENTIDO, no a lo loco. Es decir, armando combos (variedad), o creando secuencias (repetición). No me olvido de cubrirme duro o de bloquear duro de vez en cuando. Si contar los golpes se hace pesado, simplemente dale caña y tira cuantos más golpes puedas en 1 round.

12) Combos largos de ocho golpes. Debo hacer únicamente 12 de estos durante los 3 minutos del round. Son pocos. Debo por tanto administrarlos. Me voy moviendo sin pausa por el espacio. Este ejercicio nos hará concentrar en sacar buenos combos en momentos precisos. Creatividad. Piensen en Pacquiao, o en Canelo Álvarez cuando saca combos largos.

Calentamiento final:

– 1 minutos de sombra suave libre frente al espejo.

Probadlo y nos comentáis qué tal!

Saludos,

  • Ignacio
El 1-2 (10 Eficaces Combinaciones en Boxeo, parte 1)

El 1-2 (10 Eficaces Combinaciones en Boxeo, parte 1)

Empezamos esta serie de artículos describiendo 10 eficaces combianciones básicas que hay que aprender. Un ABC de las combinaciones a partir del cuál se podrá desarrollar vuestro propio estilo.

En este artículo empezaremos con la más básica, pero muy eficaz: el “uno dos”

1) El Uno – Dos

Eficaz en largo y en medio alcance

También llamada “Jab – Cross” en inglés, o “Recto de Izquierda – Recto de Derecha”, la combinación más básica en el boxeo también es de las mejores. Los sencillos 1-2 se pueden usar cuando estás peleando “por fuera” si eres más alto o tienes brazos más largos, o cuando tu oponente se acerca, y también cuando estás en pleno intercambio (a medio alcance, el más peligroso, ya que recibirás más golpes – pero el más fructífero ya que entrarás más golpes tu también).

El jab (o “uno” o “Recto de Izquierda” -para la mayoría de guardia diestra-) es la herramienta principal en boxeo, porque se usa para preparar el Recto de Derecha. El jab se usa como un buscador de rango, como distracción, y para cegar a tu oponente, e incluso para empujarlo, barrarle al presionarle su cuello u hombros, para hacer amagos, o para disuadirlo al contragolpear. También puedes “doblar” el jab (lanzar un “jab jab” mientras avanzas) y luego lanzar tu derecha recta con potencia.

Veamos algunos ejemplos del uno-dos:

Leonard vs. Hagler

Hearns vs. Duran (lo sentimos por el pobre Roberto Durán, al que amamos, pero aquí se llevó la peor parte):

Hearns vs Leonard (observar como un exitoso uno-dos permite seguir tirando manos certeras):

Más “uno-doses” antológicos poblarán este post con el tiempo, actualizándolo, pero de momento lo dejamos aquí, e iremos preparando el artículo siguiente sobre el “uno-dos-tres” o “jab-cross-hook”, o “recto de izquierda, recto de derecha, cruzado de izquierda” o como demonios le llamemos… ¡Hasta pronto muchachos!

Los distintos golpes en boxeo

Los distintos golpes en boxeo

Houston, tenemos un problema.

Y es que para nosotros los castellano-hablantes, que vivimos en naciones muy aficionadas al boxeo, no hemos encontrado una forma definitiva y consistente de enumerar los distintos golpes de boxeo.

En inglés la tienen:

Jab: recto de mano adelantada
Cross: recto de mano trasera
Lead Hook: cruzado de mano adelantada
Rear Hook: cruzado de mano trasera
Lead Uppercut: gancho de mano adelantada
Rear Uppercut: gancho de mano trasera

Para ellos es mucho más corto y fácil hablar de los golpes. Si cada vez que un hispano-parlante, para decir jab, debe decir “recto de mano adelantada”, acabaremos hasta la coronilla de tantas palabras cuando queramos describir una mera combinación.

Pruebalo tu mismo, e intenta decir jab/cross/hook en español. Sería algo así como “recto de mano adelantada, recto de mano trasera, cruzado de mano adelantada”.

¿Incómodo, no es cierto?

A ello se suman todo tipo de confusiones.

La primera: ¿de qué mano hablamos? Hay la obligación de especificar qué mano es la que tira el recto, el cruzado o el gancho. ¿La delantera, o la trasera? Si en vez de añadir lo de “mano adelantada” o “mano atrasada” hablamos de “recto de izquierda” o “recto de derecha”, estaremos indicando hacer cosas distintas al luchador de guardia diestra que al de guardia zurda cuando le pedimos un “dame un recto de derecha”. El diestro tirará un cross, el zurdo un jab.

De ahí que sea menos equívoco hablar de mano adelantada (lead) o atrasada (rear). De este modo sé a qué mano le pido el golpe, si a la delantera o trasera, y no tanto la izquierda o derecha.

La segunda confusión: traducciones y significados que se pisan. Las traducciones del inglés al español, cuando son literales, pueden significar un golpe distinto. Veamos las traducciones literales de cada golpe, del inglés al español, y comprobaremos el caos que se genera:

  • Jab: la traducción al español es PUNZÓN o estocada o pinchazo. ¿Increíble, verdad? Pero nadie lo usa. Se usa “jab”.
  • Cross: la traducción al español es CRUZADO, pero para nosotros un cruzado es otra cosa: el golpe curvo horizontal, no un recto – y el cross es un recto. Por tanto hay que encontrarle otra palabra española si queremos evitar lo de “recto de mano atrasada”.
  • Hook: hook en inglés significa GANCHO. Pero, demonios, resulta que gancho para nosotros suele significar DOS cosas distintas según el gimnasio al que vayas: el golpe curvo paralelo al suelo, o el golpe curvo vertical (el uppercut inglés). ¿Cómo saber a cuál me refiero cuando le pido a mi boxeador un GANCHO? Algún tipo de aclaración previa será necesario.
  • Uppercut: literalmente significaría “corte de parte alta”. Algo que no tiene mucho sentido, y que en español se ha venido traduciendo, como Gancho, o incluso sin traducirlo: “upper”, o “uppercut”.

Como vemos, traducir tampoco nos arregla las cosas.

De manera que estamos obligados a encontrar una fórmula que nos permita tanto acortar las palabras empleadas para describir cada golpe, como ser más específicos y despejar ambigüedades.

¿Como solucionar tanto embrollo?

Aquí es donde entra en juego la Numeración de los golpes.

Ya Cus d’Amato, entrenador de Mike Tyson, empleó este método. Su numeración es algo particular, y reservaban al jab el número 7, que es, sin embargo uno de los golpes más usados, y al que la mayoría de entrenadores del mundo le dan el 1. Pero da igual, la idea nos sirve.

Nosotros (yo por lo menos) soy partidario de enumerar los golpes, y lo hago de esta manera:

“1”: el jab
“2”: el cross
“3”: el hook delantero
“4”: el hook trasero
“5”: el uppercut delantero
“6”: el uppercut trasero

Solucionado.

“Cantando” los numberos a tu luchador cuando haces manoplas, o le aconsejas desde la esquina, o al describir un combo a alguien, o a tus aprendices cuando hacen sombra… en todas estas situaciones será más fácil describir lo que queremos.

¿Qué os parece este sistema? ¿En qué lo mejoraríais?

Saludos amigos y hasta pronto!

Guardia diestra, guardia zurda, y mano dominante

Guardia diestra, guardia zurda, y mano dominante

Una curiosidad en el mundo del boxeo de la que no se suele hablar, es que tu Guardia (diestra o zurda) no tiene que ver realmente con cuál es tu Mano Dominante (fuerte).

Encontramos cuatros situaciones:

  • Diestro con Guardia Diestra (como Mayweather)
  • Zurdo con Guardia Zurda (como Pacquiao)
  • Diestro con Guardia Zurda (como Lomachenko)
  • Zurdo con Guardia Diestra (como Cotto).

Cada caso tiene ventajas y desventajas.

  • Diestro con Guardia Diestra (como Mayweather): es la situación más común. Tu mano fuerte se guarda atrás para descargar con más potencia.
  • Zurdo con Guardia Zurda (como Pacquiao): tienes la ventaja de ser zurdo (un oponente menos común, tanto para diestros como para otros zurdos), y cargas tu mano fuerte atrás también.
  • Diestro con Guardia Zurda (como Lomachenko): su ventaja es que tu mano fuerte va delante y tendrás un jab y un cruzado delantero más potentes, ambos dos golpes muy importantes, sumado a lo inusual de ser un zurdo.
  • Zurdo con Guardia Diestra (como Cotto): su ventaja es también que tu mano fuerte será la del jab y la del cruzado delantero. Causas más daño, pero pierdes intensidad en tu recto de derecha.

Veamos fotos de los susodichos:

Normalmente encontramos que alguien de mano dominante derecha, adoptará la guardia Diestra, es decir, con tu mano izquierda adelantada para iniciar los ataques con el jab, y la mano derecha atrasada para meter los cañonazos del cross.

Un ejemplo de Diestro con Guardia Diestra es Floyd Mayweather.

Y a la inversa, un Zurdo en la vida real, suele adoptar la Guardia Zurda, con su mano dominante (la izquierda) cargada atrás, y la derecha adelantada.

Un ejemplo de Zurdo con Guardia Zurda es Manny Pacquiao:

9/15/09,San Diego,Ca. – Photo Credit : Chris Farina – Top Rank (no other credit allowed) copyright 2009

Curiosamente, Pacquiao escribe con la derecha, pero porque en Filipinas se les prohíbe de chicos hacerlo con la izquierda.

June 5, 2012, Las Vegas, Nevada – Photo Credit : Chris Farina – Top Rank (no other credit allowed) copyright 2012

Pero aquí no termina la cosa.

Porque tu puedes ser Zurdo en la vida real, y adoptar una Guardia Diestra, como por ejemplo Miguel Cotto:

6/6/09,Bronx,N.Y. – Photo Credit : Chris Farina – Top Rank (no other credit allowed) copyright 2009

…y para terminar tenemos Diestros con Guardia Zurda, como Lomachenko:

 

Y vosotros:

¿Cuál es vuestra mano dominante y cuál es vuestra Guardia? ¿Se corresponden o no?

¡Comentad y hasta el próximo artículo!

Recuperarse después de una pelea o un espárring. Introducción.

Recuperarse después de una pelea o un espárring. Introducción.

¿Qué hacer para recuperarnos tras un espárring duro o una pelea?

En esta serie de artículos iremos desgranando las principales medidas que podemos tomar para recuperarnos correctamente de un espárring duro o una pelea. Idealmente, debemos hacer más de una de las actividades propuestas – si pueden ser todas, mejor.

Veamos primero la lista, de la que cada elemento será un artículo aparte, y empecemos con el primero de ellos, la Prevención.

  1. Prevención
  2. Alimentación y suplementos
  3. Hidratación
  4. Duchas frías y sauna
  5. Hielo / baños de hielo
  6. Masajes
  7. Estirar / Yoga
  8. Dormir
  9. Cardio suave
  10. Natación
  11. Salir a la Naturaleza
  12. Meditar
  13. Reposo

1) Prevención de lesiones

La intensidad del espárring debe ser acorde a nuestras necesidades

Si nos fijamos, todos los boxeadores profesionales, desde Mayweather pasando por Mickey García o el “Chino” Maidana (estos dos en la imagen, bajo la mirada de Robert García), usan protecciones para guantear, y por supuesto, bucal.

Esa es la diferencia entre una práctica responsable y otra que no lo es, ya que a largo plazo, en un deporte como el boxeo, cuanto menos castigo recibas, mejor.

Los espárrings no se tratan de una pelea, sinó de un campo de entrenamiento dónde se puede practicar y ser creativo sin temor a un castigo. Hay muchos tipos de espárring, y los hay que se asemejan (o ni siquiera se diferencian) de una pelea a plena potencia, sin embargo estos sólo deberían suceder en algunas fases de un campamento de boxeo para preparar una competencia, y en cualquier caso no entre boxeadores noveles que se suben para aprender (no para destrozarse).

Por lo tanto, el primer nivel de prevención es ajustar la intensidad de los espárrings siempre y en cada ocasión, para que sean acordes a nuestras necesidades y a nuestro nivel, y no como una manera de “probar quién es mejor”, tentación en la que no debe caerse. Para eso, está la competición.

Por lo tanto, cuando estamos aprendiendo a boxear, no deberíamos ir a lo loco, y debemos avanzar progresivamente a través de los meses y los años.

A veces sin embargo, algunos espárrings subirán de intensidad, y, al terminar, nos daremos cuenta de que estamos básicamente hechos polvo, magullados y agotados. Es normal.

Sin embargo, obviamente hay una gran diferencia entre intensidad con protecciones, e intensidad sin protecciones. Veamos qué protecciones nos servirán como medida preventiva de segundo nivel.

Las protecciones adecuadas

Debemos cuidar nuestro cuerpo y nuestra mente (nuestras neuronas) para que se recuperen correctamente, o nuestra salud quedará comprometida, y nuestros esfuerzos se irán por el desagüe. En boxeo, correremos el riesgo de hacer crónicas ciertas lesiones (neurológicas especialmente), que pueden ser graves en el futuro si no tomamos las debidas precauciones (como el Párkinson, el Alzheimer, o las lesiones cerebrales).

El equipo que nos ayudará a capear el temporal y propiciar recuperaciones fáciles, duraderas, correctas, y sin sorpresas, es el siguiente, y no debería faltar (hay que ahorrar si es necesario para tenerlo):

  • El casco (los gimnasios suelen tener de sobra)
  • El protector bucal (barato y fácil de conseguir)
  • Unos guantes grandes, que protejan bién (de 14 onzas o 16 onzas)
  • Un protector de cintura (opcional, como el que vemos en la foto)

El entorno adecuado

Finalmente, parte de la prevención es estar a gusto con buenos profesores y compañeros que miran por el bienestar del otro. Ojo, es importante, y no siempre sucede, así que es un elemento significativo a la hora de buscar y decidirte por tu gimnasio.

Los espárrings deberían realizarse siempre bajo la supervisión del profe o de su ayudante (nunca sin supervisión). Ellos son los que saben cuándo parar la actividad, corregir la intensidad del momento, dar indicaciones, y los que os podrán aconsejar entre rounds o tras los rounds, así como dar agua.

Nuestro compañero de espáring, asímismo, deberá ser alguien de nuestro peso, edad y similar experiencia.

Si sabe más que nosotros, deberemos decirle claramente que estamos empezando y que nos permita trabajar. Si no nos hace caso, hay que parar el espárring, y no hay nada deshonroso en mirar por nuestra salud – con el tiempo les superaremos.

Si sabe menos, le diremos que esté tranquilo y que le permitiremos trabajar. Aunque cuidado, algunos noveles se sobreexcitan y van a por todas, hay que saber decirles que controlen, para aprender la técnica, que se tranquilicien.

Con un gesto, o un comentario, marcaremos la diferencia entre quedar lesionados o poder volver el día siguiente, así que no nos dé pena detener la actividad y comunicar claramente lo que necesitamos, para rebajar la intensidad.

Chequeo médico

No todos estaremos inclinados a hacernos un chequeo médico previo al boxeo, pero no estaría de más, para saber si tenemos alguna condición desfavorable.

Para obtener una información profesional y completa sobre nuestra capacidad, es recomendado comentarle a nuestro doctor que queremos empezar en este deporte.

Palabras finales de este primer capítulo

Ubicarnos cuando hacemos espárring (“el espárring no es la pelea“), tener el equipo adecuado, y rodearnos de compañeros adecuados. Son tres fundamentales medidas de prevención.

Y recordad: la salud es lo primero. Para llegar a ser bueno, hay que tomar el camino largo, y sólo con los años ir subiendo la intensidad de nuestros espárrings y entrenamientos, y entrar a competir cuando seamos realmente buenos (no antes), y con contrincantes de un nivel parejo al nuestro (evitar a toda costa ponerse en riesgo contra oponentes mucho mejores que nosotros).

¿Tenéis más ideas respecto a la prevención en boxeo? Dejadlas en los comentarios!

En los próximos artículos iremos desgranando el resto de medidas para recuperarnos: nutrición, dormir, naturaleza… No os los perdáis!

Una idea para realizar 12 rounds de Sombra

Una idea para realizar 12 rounds de Sombra

Si estáis faltos de ideas al realizar vuestros rounds de Sombra (12 de ellos deberían hacerse aquellos días en los que no vais al gym para no perder la forma, y especialmente si queremos llegar a mejorar técnicamente), os pasamos aquí una idea para que la podáis practicar en casa (o en el gym si vais por libre).

Cada punto es uno de los rounds. Os recomendamos bajar alguna aplicación para medir el tiempo en boxeo, suelen llamarse Timer o Boxing Timer en las appstores, y ya vienen con los 12 rounds por defecto, de 3 minutos cada uno, y 1 minuto de descanso entre medio.

En total es un ejercicio de 48 minutos. Si estás empezando o tienes poco tiempo, en vez de los 12 rounds, haz 4 cada vez (a lo largo de tres días), o 6 en un par de días.

Empezamos con los asaltos:

  1. una sombra suave (calentamiento)
  2. una sombre de forma (con espejo y poniendo atención a lo que hacemos, no debe ser rápida ni explosiva pero sí formalmente tan grácil y perfecta como podamos, pondremos especial atención al balance, nunca lo podemos perder, también pondremos atención a estar de puntillas).
  3. una sobra explosiva: con combinaciones explosivas de 3 golpes, 4 golpes, 5 golpes, y volvemos a empezar. Entre combo y combo camino, respiro, re-gano fuerzas hasta que puedo explotar de nuevo. No pierdo el control.
  4. una sombra de estrategia: aquí nos imaginaremos a un oponente inteligente que nos “obligue” a trabajar mucho nuestros pasos y cómo nos desplazamos por el espacio que tenemos.
  5. una sombra de pura pierna: en esta sombra no tiraremos ni un solo golpe, sólo haremos desplazamientos: adelante, atrás, lados, diagonales adelante y atrás, pivotes, doble paso adelante, doble paso atrás…
  6. una sombra relajada total, en total control, terminada con golpes de poder. Cuando suene la campana de aviso de que quedan 30 segundos, le daremos máxima potencia con el combo 1-2-3 y el combo 2-3-2.
  7. una sombra con pesas, sin espejo, somática: para desarrollar equilibrio, y acostumbrar nuestros músculos al peso de los guantes y los golpes de poder (powerpunches). Las pesas deben ser muy ligeras, de 1 libra o 0.5 kilos.
  8. una sombra con espejo, estática: defensa (tapar, bloquear, desviar, esquivas) + forma + coordinación
  9. otra sombra de espejo, estática: énfasis en ritmo y en escojer golpes
  10. una sombra con espejo, dinámica: haremos desplazamientos (footwork) y sólo podemos tirar jab-cross (o 1 – 2, o recto de izquierda – recto de derecha, como le queráis llamar)
  11. escoger entre: una sombra puramente defensiva, una sombra libre con pesas, o una sombra en Zurdo (o en Diestro para los zurdos)
  12. sombra lenta para ir aterrizando: libre, sin pesas o con pesas (a escoger), sin espejo. La sombra debe ser lenta, con poco volumen de golpes, y los que tiremos que tengan timing/sean oportunos. Ponemos pues el foco en los espacios vacíos en los que no tiro nada, para desarrollar instinto de oportunidad, balance, torque, pasos cortos.

Os han gustado estas ideas? Esperamos que os sean útiles y no dudéis en preguntar y comentar por aquí!